PRESENTEPRESENCIA

Puede que llegue ese momento en que las personas más entusiasmadas con futuros mejores, alcancemos a ver la importancia de lo que las voces más trascendentalistas nos transmitían: El Presente es la única Realidad.

Según qué carácter o personalidad traigamos egoicamente, tenderemos a una mirada más enfocada hacia el pasado o más enfocada en el futuro. Desde mi propia experiencia, no quiere decir que ese mayor enfoque no conlleve una mirada a la otra opción, sólo que hay un mayor peso en uno o en otro.

En mi caso, hablo desde ese presente no vivido por mayor enfoque en ese futuro que no existe, que aún no está. Son muchas las ocasiones en que he escuchado y he leído, que no es que no debamos tener objetivos ni pensar en un futuro mejor, que no debamos aspirar a algo más grande. Sino más bien, que no vivamos en un futuro ilusorio o en una realidad ilusoria más sostenida en fantasías y deseos basados en lo que quisiéramos que fuera y pasara.

En mi experiencia, una vida con una felicidad puesta en el futuro es más causa de tristeza en el presente al ver la realidad. Flujos emocionales. No solo la tristeza procede de un pasado que fue más dulce o más duro. La tristeza emerge también al volver a la realidad presente de ese mundo futuro anhelado. El contacto de realidad. Los pies en la Tierra. La bajada de las nubes. Observación de nuestra Responsabilidad no tomada. Reconocimiento de los pasos en el Presente no consumados por la falta de Valentía de Vernos con Amor y Aceptación, en vez de con Nuestra No Asunción. En cierto sentido, es vernos en un relativo pasado, al vivir tanto en el futuro, un cambio de tiempo sinsentido y complicado. Y en esta forma, la combinación de Ansiedad por llegar, junto a la tristeza de volver a ese presente, que viviendo tanto en ese futuro ideal, nos hace volver a un metafórico pasado. Entiendo que puede resultar un tanto complicado de comprender.

Podemos querer planificar un objetivo magnífico y creer firmemente que si lo deseamos, lo podemos lograr (Que los sueños si de veras los anhelas podemos construirlos). Podemos desear planificarnos un día a día como medio para lograr ese objetivo más lejano (Has de dar los pasos firmes en el presente para lograrlo).

Hay un paso más que nos acerca a la Presencia desde la que crear el futuro. Ver la verdadera realidad, la interna, la externa, la actual, sin esconderla en una barbaridad de planes y acciones contenidas en horarios, que no hacen más que hacernos creer que desde estar haciendo en el presente, con unos objetivos a corto plazo, lograremos llegar. Si y no. La Deconexión Haciendo no es Realidad.  La conciencia plena de qué y quienes somos en este presente, la conciencia de cada acción desde el corazón es lo que de veras nos llevará a satisfacer con verdadero compromiso ese presente planificado, esos pequeños pasos diseñados. Presencia, Corazón, Amor, Aceptación, Responsabilidad, Valentía, Cariño, Cuidado, Espacios Amorosos en el entorno, Respeto, Consideración, Honestidad de dónde estamos y Honestidad de hacia dónde queremos ir.

La mirada valiente de un presente, dignificarlo y si no nos gusta como para darle dignidad, puede que sea hora de hacer ciertos cambios. Un buen punto de partida.

El futuro es irreal, es Fantasía. En el presente, me hago responsable, construyo y creo… Si no miro el presente ni me hago responsable de los pasos que anhelo, puede que hasta un planing diario puede llegar a hacerse algo: futuro irreal, surreal, fantasioso.

Frases que nutren:

– “Si quieres conocer el pasado, entonces mira el presente. Si quieres conocer el futuro,mira tu presente que es la causa”.Buda

-“La vida es una preparación para el Futuro; y la mejor manera de prepararse, es vivir como si el futuro no existiera”. Albert Einstein

– “La verdadera felicidad es disfrutar el presente, sin dependencia ansiosa sobre el futuro”. Marco Aurelio

-“La felicidad no es algo que pospones para el futuro;es algo que diseñas para el presente”. Jim Rohn

– “Aprende a ser feliz con lo que tienes mientras persigues lo que quieres”. Jim Rohn

Puede que a ese camino de “poder llegar a soltar esa búsqueda de futuro mejor”, le haya precedido un “soltar o liberar un posible mecanismo de no pensar en lo que fue por la tristeza que nos generó”. Me llega la metáfora de: un conejito corriendo-huyendo de donde viene o de donde está, por tal de llegar a ese lugar que dice saber o que puede hasta que sepa. Y con los pies sobrevolando pasado y presente, no logrará pisar con certeza ni andar con rotundidad.

Sí se trata de :”Sentir el presente para llegar al futuro, conectar con el Sentido Presente”.

No se trata de:”Sentir el Futuro para atravesar o soportar el Presente”.

Pasos firmes desde el contacto de Realidad. Buena Presencia-Buen Presente.

PresentePresencia.

Anuncios

YO SOY YO

YO SOY YO…

MÁS ALLÁ DE LA OPINIÓN DEL OTRO… YO SOY YO…

MÁS ALLÁ DE LA ACTITUD DEL OTRO HACIA MÍ… YO SOY YO…

MÁS ALLÁ DE LA FORMA QUE TOME EL GRUPO DEL QUE FORME PARTE… YO SOY YO…

MÁS ALLÁ DE LAS ACCIONES QUE HAGA EL GRUPO DEL QUE FORMO PARTE… YO SOY YO…

MÁS ALLÁ DE LAS VIVENCIAS Y ELECCIONES QUE TENGAN LAS PERSONAS DEL GRUPO DEL QUE FORME PARTE… YO SOY YO…

MÁS ALLÁ DE LA CONCIENCIA QUE TENGA EL OTRO QUE EN FRENTE MÍA SE MANIFIESTA… YO SOY YO…

YO SOY POR MI MISMA Y EXISTO EN MI MISMA…

YO SOY YO…

La Polaridad

Llega un momento en que ves la polaridad:

  • puedo ser como mamá, como papá, como mi herman@, como tal persona, vestir así o asao, trabajar así o de este otro modo según con quién trabaje… La pérdida de sí…
  • no quiero ser nada de todo esto, quiero ser yo, desde el rechazo a todo lo de enfrente…

Y las 2 no son más que formas de perdernos a nosotros mismos…

La aceptación de todo, el medio de Liberación de los condicionantes externos. El DesApego, ya sea por abandono del rechazo o por abandono de la lealtad a Todos.

Aceptar y Fluir lo llaman… Una vez visto, el 50% del trayecto ya se hizo… el resto del mismo, sostener y atravesar todo lo que aparecerá…

Camino del Amor, abandonando los miedos a Ser.

El deseo de que haya Magia

Muchos son los momentos que descubrimos tendencias, hábitos, conductas repetitivas que no nos benefician. Cuando llega un momento de incomodidad medio-alto, tras haberlas descubierto y revivirlas muchas veces, ya deseamos que hubiera magia, para que eso acabara. Claro que hablo de esas experiencias de nuestro carácter que nos agotan, las que nos benefician, ahí quedan como fondo.

Estas que aparecen como la imagen, son esas actitudes o conductas que nos generan malestar, que nos perjudican según nuestra consideración.

¿Según qué consideración? bienestar, beneficios no obtenidos, objetivos que no logramos, insatisfacción, no avance, inmadurez… y muchas causas, cada uno la/s suya/s.

Cuando ni nos enteramos de que hay algo que no nos beneficia, seguimos tal cual, como si nada. La película sin fín. Aunque pudiera que la película no fuera más que un drama constante, pero eso, una constante linea similar, una linea plana si lo ves con perspectivas. Ya ni el drama hace despuntes, un drama sigue a otro en mismo modo. Se hace monótono hasta el drama de por vida.

La ruptura de estos hábitos o conductas, que ya seguro que tú habrás vivido más de una, es similar a las de algunos tipos de relaciones de pareja. Se va viciando el conflicto, cada vez, menos doloroso, menos sufrimiento, más objetividad. Hasta que finalmente, se desvanece por desidia o nos enfadamos al vernos en esa rutina de formas sin fin y sin sentido. Y plas! se cayó, se fue. Se deja..

Y de las que hablo ahora en este post es de esas etapas, vuelvo ahora al simil de las relaciones estiradas como chicles y viciadas, en las que el apego es aún y se mantiene… Aún no estás list@ para soltar la cuerda, lo has visto todo claro ya, la objetividad está evidenciada. El beneficio es inferior con creces a las pérdidas, o a lo mejor igual. Ya no duele, ya no da miedo mirar la situación de frente. Esto es lo que hay, y entonces, sigues repitiendo ESO… Pues ESO, hasta que te hartes o se caiga. Qué bueno enfadarnos con ESO.

Y justo este es el momento del: ¿Y por qué no hacen magia? qué gusto ser niños, verdad? pides por reyes y te traen algo, lo mismo no el regalo que pediste, pero bueno… traen. Pues ESO!!! Te dan ganas de cerrar fuerte los ojos y decir: Que se acabe ya esta forma, este comportamiento, esta tendencia que me machaca, esta etapa de mi vida… y que se esfumara todo…

Somos adultos. Ya no somos niños. Y vamos observando cada vez con más conciencia esas cadencias, jodidas cadencias en ocasiones… Y parece que no acabara nunca.

Y sí, lo sabes, muchas veces has pasado por esto. Y acaba. Y se acaba. Y se cierra, se termina… Se cae. Lo empujas y se va ESO. Hasta ahí, el Proceso. El Chicle en expansión, la cuerda de goma elástica que no llega a su tope máximo.

Temple, paciencia, conciencia, sabiduría, optimismo, experiencia, cordura, … Y siempre se nos suele olvidar, o al menos a mí, Mucho Amor en este observarnos y soltar… Mucho Amor a lo que somos…

Amor a eso que construimos-forjamos como carácter. Así nos quisieron y así nos quisimos mostrar o dar. Ahora Amar lo que elegimos y Amar el querer soltar…

¿Y quién soy?

No soy lo que finjo ser para cubrir lo que no quiero ser.

No soy lo que encubro ser.

No soy el momento que atravieso ni la forma que elijo tomar cuando lo atravieso.

No soy las relaciones que tengo.

No soy quien juzga la calidad o la cantidad de las relaciones que tengo.

No soy el ámbito laboral en que me encuentro o la que no se encuentra en un ámbito laboral.

Soy lo que siento y vivo en presencia a cada paso en la vida, con respeto. Soy este presente, este Ahora que no cambia, que se mantiene a cada paso, lo permanente. Y desde la permanente consciencia, vivo la impermanencia del Ego.

Cuando dejo de querer ser lo que no soy, ni me da miedo ser lo que no quiero ser, cuando dejo de forzar ser lo que no soy… Ahí estoy Yo, lo que me sale espontáneo en el Ahora…

Sin más… Presencia.

¿Qué me pasa para no hacer lo que quiero?

Hace ya un largo espacio de tiempo que me vienen pasando ciertos acontecimientos en mi vida en que:

no entiendo como si me planteo hacer determinadas cosas no las logro,

o cómo es que he estudiado cierta formación no me permito llegar a puestos laborales que me satisfacen,

o por ejemplo, cómo es eso de que me cuesta reconocer mi labor en la vida profesional como mujer,

o que no me pese gastarme una excesiva cantidad de mi dinero, sintiendo ausencia de valoración del mismo

considero de modo inconsciente, que no conscientemente  ya que mis formaciones lo atestiguan, que para mí sólo un ámbito laboral es el adecuado…

Estas y muchas más consideraciones llevo observando desde hace un tiempo en mí… Y verdaderamente, no es nada leve de atravesar ni de reconocer qué es lo que sucede.. Hasta que alguien te observa, te mira y te dice: “Hija del Patriarcado”. Puede que durante un tiempo lo esquivara e hiciera como si lo entendiera… Y de pronto, llega un día que rompes cuerdas y dices: “lo voy a mirar de cerca, esto pesa demasiado”.

Adjunto una breve obra que hace alusiones a los conflictos internos que las mujeres y los hombres vivimos en esta sociedad del Siglo XXI, que creemos que no nos afecta porque ya no lo vemos tan acentuado. Y sí, internamente, parece que viviéramos en una prisión much@s de nosotr@s… Y ni lo sabemos o sabíamos hasta hace no mucho.

Espero que si elegís leerlo, podáis ver la incidencia en cada un@ de nosotr@s de estas partes internas que hasta ahora decidieron nuestros Destinos…

Un peso de las mujeres de esta sociedad y de los hombres también. EL PATRIARCADO. EL PATRIARCA INTERIOR.

Patriarca Interior

Responsabilidad

Escuchaba que todos tenemos ciertos resentimientos con todas las personas que conocemos por mínimos que sean… Me dejé sosteniendo esta información…

Resentimientos… Cuánta carga negativa contiene esta palabra para mí. Me hace resistirme a aceptarla.

Y cada vez me llega más claro el concepto de Responsabilidad. YO solo soy responsable de lo que pienso, de lo que opino, de lo que hago, de lo que siento, de mis errores, de mis decisiones, de mi bienestar, de mi felicidad, de mis reacciones, de darme lo que necesito.

Y todo lo que esté fuera de esto es responsabilidad del otro. Y aunque queda claro, la educación hasta ahora nos dijo que podíamos culpar a otros y otros culparnos a nosotros, nos acogimos a ello y ya lo practicamos… Y entonces, surgen los Re-sentimientos.

Re-Sentimientos como la consecuencia de la falta de responsabilidad o como culpar a alguien o Responsabilizarlo:

  • cargo con exceso de responsabilidad al creerme, Responsable De:  las reacciones del otro, de su felicidad, de lo que proyecta sobre mí, de sus errores, de satisfacer sus necesidades, de sus emociones, de sus decisiones, de su opinión sobe mí, de su bienestar, de cómo interpretar lo que digo, de sus actitudes, de lo que espera de mí, de sus acciones… Y surgen los resentimientos, porque esto suena más a culpa que a otra cosa..
  • cargo a otro con exceso de responsabilidad al hacer culpable al otro y no responsabilizarme yo de lo mío. Y qué es todo eso mío? lo que pienso,  lo que opino, lo que hago, lo que siento, mis errores, mis decisiones, mi bienestar, mi felicidad, mis reacciones, darme lo que necesito.

No sé si quedó claro el Juego, yo lo veo. Ahora hacer el camino cada vez más consciente desde la Responsabilidad propia y sus límites.

Interpreto una cosa claramente, Aquí hay un apego claro a algo: El Re-Sentimiento, para así poder jugar y seguir jugando a la Culpa o Responsabilizar a otros.

La pócima única de todo ello, El Perdón.

Perdonar y Soltar y quedarnos en nuestro Centro…

A practicar…

Buen día!